Distrito Capital, Bogotá
Martes, 12 de Febrero de 2019
La nueva ruta del tráfico de marihuana atraviesa Bogotá para llegar a Brasil.

En desarrollo del plan de choque “El que la hace la paga”, más cerca del ciudadano, la Policía Nacional a través de la Dirección de Antinarcóticos, logró la incautación de una tonelada de marihuana procedente del departamento del Cauca, una llamada a la línea 167 antidrogas, confirmó a uniformados de inteligencia lo que sería el resultado de una investigación que durante tres meses se llevó a cabo en los departamentos del Valle del Cauca y Cauca.

Las investigaciones iniciaron cuando en el aeropuerto internacional Bonilla Aragón, aterrizaron integrantes de la “familia del norte”,  organización criminal que tiene su accionar en Brasil, agentes encubiertos realizaron durante 90 días actividades de seguimiento y descubrieron que este grupo de extranjeros durante la celebración de la Feria de Cali, fingieron ser turistas, pero su perfil de narcotraficantes los delató,  debido a que se alojaron en los mejores hoteles y contrataron durante 15 días consecutivos damas de compañía que ofrecían servicios sexuales, lo que llamó poderosamente la atención de los huéspedes de los hoteles quienes alertaron a las autoridades.

“El tour”, a mediados de enero los integrantes de la “familia del norte” ejecutaron el plan que les había entregado “Mano G” líder de la organización brasilera, se trasladaron hasta el municipio de Corinto en el norte del Cauca y se contactaron con un desmovilizado de la guerrilla a quien conocen en la zona como “el grada”,  este sujeto quien hace parte de una organización que pretende registrar una planta de producción de cannabis con fines medicinales, continuó delinquiendo, es así como sirvió de intermediario *“orejas” uno de los cabecillas de “los pelusos”.*

“Orejas” junto con otro sujeto conocido como “el invalido”, son los principales dinamizadores de la producción de marihuana y clorhidrato de cocaína en el norte del Cauca.

“Orejas” un temible narcotraficante de los llamados “invisible”, les dio un tour a sus colegas narcotraficantes brasileros por todos los cultivos de marihuana existentes en la región, para demostrar su poderío asesino a una persona de quien se creía era un informante de la Fuerza Pública y abusó de jóvenes de la zona durante los días de la negociación.

“La negociación”, el día de la negociación, integrantes de la “familia del norte” se contactaron con los cabecillas de “los pelusos”, cerraron la alianza criminal, una tonelada de marihuana de la más alta calidad, sería el inicio de esta macabra alianza, “oreja” ordenó custodiar el recorrido que inició desde el departamento del Cauca hasta llegar a Bogotá; pretendían entrar a Villavicencio y terminar en Puerto Gaitán. A través del puerto fluvial llegarían a Puerto Carreño, para ingresar el cargamento de drogas al rio Orinoco, continuarían su travesía por Venezuela hasta llegar a Manaos en Brasil donde el precio de cada kilo supera los *2.500 dólares, transacción que resultó rentable para la “familia del norte” teniendo en cuenta que el kilo en el departamento del Cauca tiene un valor aproximado de 70.000 mil pesos.

La anterior información se obtuvo gracias a la colaboración efectiva de una de las amantes de alias “orejas”, quien en una de las fiestas privadas con los brasileros se dio cuenta de un par de fotografías que revelaron los vejámenes que ellos hacían con las jóvenes de la zona, esta situación motivó a esta mujer a denunciar a la línea 167 antidrogas, que dio con la ubicación exacta del parqueadero en la localidad de Usme en el barrio Yomasa en Bogotá, donde se halló el cargamento de marihuana a bordo de un camión de carga pesada que en su interior transportaba lo que a simple vista parecía una generador de energía.

La Institución reitera que está disponible la Línea 167 Antidrogas ‘Todos contra el narcotráfico’, en la que la colaboración ciudadana, especialmente a través de la Red de Participación Cívica, es clave para reportar cualquier actividad relacionada con el tráfico de drogas ilícitas.